PRINCIPAL  |  

SIL ESTA TRISTE

Lo encontramos en invierno hace 4 años, comiendo en un contenedor de basura, al lado de la carretera general que pasa por un pueblo próximo a Zamora. Tenía menos de un año y en su cuerpo se podía estudiar anatomía canina, de lo flaco que estaba, paramos el coche y le llamamos, él nos miró con desconfianza, seguramente temiendo recibir algún golpe. Tardo un poco en acercarse, lo intentaba pero el miedo le hacía retroceder. Finalmente se acerco. No podéis ni imaginaros la alegría, las fiestas y carantoñas que nos dedico, solo con darle una caricia.

Sil

Desde ese día comenzó su historia en la Protectora, cuatro largos años con sus fríos y sus calores, en los que Sil siempre se comporto como un ángel, nunca se peleo con nadie, fue de los pocos machos que nunca tuvo problema en compartir chenil con cualquiera, (aspecto que en las Protectoras siempre se agradece, pues siempre estamos faltos de espacio), siempre agradecido, siempre cariñoso con cualquiera que entrase por la puerta, le llevaba su pelota, le pedía caricias, me recordaba a esa imagen de orfanato de película, en la que los huérfanos muestran la mejor de sus sonrisas para ver si la suerte les sonríe a ellos también, y se convierten en "EL ELEGIDO", pero el tiempo paso y no fue así, parece que Sil ha tirado la toalla y está triste, ahora solo sale y se tumba al sol, para soñar seguramente con esa vida de caricias que quisiera tener.

Sil dejo de ser cachorro, y no destaca por nada, ni por grande ni por pequeño, ni por feo ni por guapo, ni por tener alguna lesión que dé pena, aunque yo creo que si tiene lesiones, lesiones en su alma de perro, pues el no ha hecho nada para no tener un buen dueño, al que cuidar y al que querer, por eso está triste.

Yo creo que si destaca, destaca por noble y por bueno, pero desgraciadamente eso no sale en las fotos y no podéis verlo, por eso os lo cuento, pues si estáis pensando adoptar, Sil tiene una cualidad "ES BUENO" (obediente, tranquilo, cariñoso......)y sería una pena que pasará toda su vida en una Protectora; por más que aquí se les quiera, son muchos a querer y tocan a muy poquito.

Acordaros de Sil .